Productos

10 consejos de seguridad en vehículos industriales y agrícolas

Si te dedicas al transporte de mercancías o conduces un vehículo industrial o agrícola, ten en cuenta los siguientes consejos para prevenir accidentes y sentirte siempre protegido.

15.11.2017, Helvetia Seguros

Vehículos industriales, agrícolas y de transporte de mercancías circulando por la carretera

1. No circules sin la documentación obligatoria. Comprueba que llevas toda la documentación en regla (permiso de circulación, seguro en vigor, ficha técnica del vehículo) y la ITV al día. 

2. Asegúrate de que el vehículo está en perfecto estado. Realiza los mantenimientos y revisiones periódicas que correspondan y revisa los neumáticos con regularidad (una presión correcta puede ahorrar hasta un 10% el consumo de combustible). Comprueba el estado de la dirección, frenos, amortiguadores, luces, niveles, etc.

3. Respeta las horas de descanso. La fatiga reduce la capacidad de reacción y puede tener consecuencias graves. Además de dormir bien, es importante estar hidratado, tener el habitáculo del vehículo ventilado y cuidar la postura al volante.

4. Planifica tu itinerario con antelación. Organiza tu trabajo previamente y si vas a salir a carretera, ten en cuenta las paradas que vayas a realizar y los posibles contratiempos que te puedas encontrar. Evitarás estrés y conducirás mejor.

5. Anticípate a posibles riesgos. No olvides cerrar con llave cada vez que bajes del vehículo, aunque sea por poco tiempo. Lleva siempre contigo un juego de llaves de repuesto y un teléfono móvil para posibles emergencias. Evita distracciones con el teléfono móvil o el GPS. 

6. No te confíes al volante. Aunque realices habitualmente los mismos trayectos y los conozcas perfectamente, presta siempre atención. Los desplazamientos cotidianos son los más propensos a accidentes.

7. Si llevas carga, colócala correctamente. Reparte los bultos en el vehículo de manera uniforme y emplea sistemas de sujeción para evitar que la carga se mueva durante el trayecto.

8. Realiza la carga y descarga con seguridad. Respeta las normas de seguridad y utiliza los medios y técnicas adecuados para el levantamiento de la carga, así como el equipamiento apropiado (guantes, calzado de seguridad, casco…). 

9. Preocúpate de tener un buen seguro. Aunque pongas todo de tu parte para prevenir situaciones de riesgo, contrata un seguro que te garantice la protección necesaria a ti, a tu vehículo y a la mercancía. Y no te olvides de la asistencia en viaje para posibles imprevistos en carretera. Conoce la amplia gama de coberturas y servicios que te ofrecen los seguros para vehículos de empresa de Helvetia.

10. Si tienes un accidente, mantén la calma y sigue estas recomendaciones:

  • Observa bien el lugar y coloca señales de emergencia a la distancia reglamentaria para avisar del accidente.
  • Apaga el motor del vehículo averiado.
  • Si hay algún herido, no intentes moverlo, a menos que exista un peligro mayor inminente como un incendio, un derrumbe o un atropello.
  • Atiende primero a los heridos que tengan dificultad para respirar y/o hemorragias y avisa rápidamente a los servicios sanitarios de urgencias o a la policía.
  • Si hay otro vehículo implicado, cumplimenta la declaración amistosa junto con el conductor del otro vehículo y firmadla los dos. Si existen dudas sobre la interpretación del accidente y no se firma la declaración amistosa, se debe requerir la presencia de las autoridades competentes.
  • Comunica el siniestro a tu compañía aseguradora lo antes posible.
Recomienda esta página

También te puede interesar