Helvetia

Ahorra en la factura de la luz con estos consejos

Pon en práctica estos hábitos de consumo eficiente de la electricidad y reduce considerablemente tus gastos a fin de mes.

30.08.2019, Helvetia Seguros

Ahorra en la factura de la luz con estos consejos

La factura de la luz supone cada mes para las familias un importante desembolso económico, ya que muchas de las actividades que realizamos diariamente dependen de la electricidad. Sin embargo, si realizamos un consumo responsable y eficiente de ella, podremos reducir considerablemente este gasto. Aquí tienes algunos consejos para conseguirlo.

1. Ajusta la potencia eléctrica. A veces, tenemos contratada más potencia de la que necesitamos y, por tanto, pagamos más de la cuenta. Así que te aconsejamos que revises el consumo de electricidad que realizas diariamente en función de los aparatos eléctricos y electrodomésticos que tengas en casa. Si no tienes muchos y no sueles conectar varios al mismo tiempo, no hace falta que dispongas de una potencia muy elevada.

2. Usa los electrodomésticos en las horas valles. Si la tarifa de la luz que tienes contratada es de discriminación horaria, aprovecha sus ventajas y utiliza los electrodomésticos que más energía consumen, como pueden ser la lavadora o el lavavajillas, a primera hora del día o de madrugada (horas valles), ya que en esa franja horaria tu tarifa de la luz es más barata. Con esto podrás ahorrar hasta 100 euros al año.

3. Aprovecha al máximo la luz natural. España es el sexto país europeo con más horas de sol al año, tras Turquía, Italia, Grecia, Francia y Portugal. Para los que vivimos aquí, esto es una gran ventaja, ya que nos permite disfrutar durante más tiempo de la luz natural. Así que mientras puedas hacer uso de ella, evita encender la luz en casa.

4. Usa bombillas de bajo consumo o LED. Estas lámparas consumen 10 veces menos que las halógenas. Además, son menos perjudiciales para el medioambiente, ya que emiten menos CO2.

5. No dejes los aparatos en stand-by. Si apagas completamente la televisión, el equipo de música, el ordenador o el microondas y no lo dejas en stand-by, podrás reducir hasta un 10% tu consumo total de electricidad.

6. Gradúa adecuadamente la calefacción. Lo ideal es mantener la temperatura del hogar entre los 19 y los 21 grados durante el día y entre los 15 y 17 grados durante la noche, pues a partir de los 21 grados, cada grado que se suba supone un considerable incremento del consumo de la electricidad. También se recomienda purgar los radiadores tras el verano, ya que al no usarlos durante varios meses pueden acumular aire en su interior, lo que requeriría un mayor consumo energético.

7. Utiliza los electrodomésticos de manera eficiente. Por ejemplo, en el caso del lavavajillas, elige los programas que funcionen con temperaturas más bajas, ya que consumen menos. Además, a la hora de comprar tus electrodomésticos apuesta por aquellos que tengan una buena calificación energética.

8. Tapa las sartenes y las ollas. Así tardarás menos en calentar lo que necesites y, por lo tanto, se gastará menos energía, ya que el calor que se genera al cocinar no se escapa.

Con estos consejos no sólo podrás ahorrar dinero en la factura de la luz, sino también estarás ayudando al medioambiente.


También te puede interesar