Seguros

Mantén los neumáticos de tu vehículo en buen estado

¿Vas a realizar próximamente un viaje por carretera? Antes de emprender la marcha, revisa el vehículo y presta especial atención a los neumáticos.

17.05.2019, Helvetia Seguros

Mantenimiento de los neumáticos | Helvetia Seguros

Si los neumáticos de tu coche no están en perfectas condiciones para circular, tu seguridad al volante y la de tus acompañantes está en peligro, ya que ellos permiten la adherencia del vehículo a la carretera. Así que cualquier daño o deterioro que sufran, hace que disminuya esa propiedad, lo que provoca un aumento del riesgo de sufrir un accidente.  

El tipo de vía por la que circules, la calidad del material, las condiciones meteorológicas e, incluso, tu manera de conducir puede acelerar el deterioro de los neumáticos. Por eso, conviene que periódicamente revises su estado.

Según la Comisión de Fabricantes de Neumáticos del Consorcio del Caucho, el dibujo de los neumáticos nunca debe tener menos de 1,6 milímetros de profundidad. Si esta medida es inferior, tendrás que sustituirlos por otros lo antes posible. 

Además de revisar el dibujo, es fundamental que compruebes al menos una vez al mes y antes de realizar un viaje largo la presión de los neumáticos. Ésta siempre debe situarse entre los límites que haya determinado el fabricante (esta información suele aparecer en una pegatina en el dorso de la puerta delantera o en el manual del vehículo).  Tan negativo es que la presión sea superior a la recomendable, como que sea inferior, ya que en ambos casos está en riesgo tu seguridad y la de tus acompañantes. Para ajustar la presión y solucionar este problema puedes acudir a una gasolinera. 

También debes revisar periódicamente en un taller la geometría de suspensión y la alineación del vehículo y que los cuatro neumáticos estén en equilibrio. Si notas que el volante vibra mucho, probablemente el problema se deba a un desequilibrio en las ruedas. 

Para mantener el buen estado de los neumáticos también es imprescindible que controles el estado de las válvulas y los tapones. Normalmente se recomienda cambiar estas piezas con cada cambio que se realice de neumático. 

Es importante que no superes el nivel de carga y velocidad que recomienda el fabricante de los neumáticos, ya que eso provoca un aumento del desgaste de los mismos. 

Por otra parte, en el caso de que tengas que sustituir una pareja de neumáticos, lo más recomendable es que pongas los nuevos en el eje trasero, pues siempre es mejor que los neumáticos traseros tengan mayor adherencia, ya que ante cualquier imprevisto son más difíciles de controlar que los delanteros. 

Con estos consejos podrás velar por el buen estado de tus neumáticos y circular con mayor seguridad. Recuerda que, en caso de que necesites sustituirlos o revisarlos, con nuestros seguros de Coche tienes a tu disposición nuestra Red de Talleres Premium
 


También te puede interesar