Productos

Aleja tus obras de arte de los riesgos

Con la llegada del frío y las lluvias, son muchos los siniestros que se declaran derivados de los daños por agua y humedades. En este sentido, la precaución se hace aún más importante en cuanto a la protección de los bienes más preciados que tenemos en nuestro hogar, como pueden ser los cuadros o los objetos artísticos de cierto valor.

02.11.2018, Helvetia Seguros

Aleja tus obras de arte de los riesgos | Helvetia Seguros

Los cambios bruscos de humedad y temperatura producen daños en las obras de arte, especialmente si están realizadas sobre madera, como las pinturas sobre tabla y las esculturas policromadas. Los lienzos también pueden sufrir dilataciones y contracciones con estos cambios que pueden derivar en craquelados, destensados con deformaciones, pérdida de adhesión de la pintura, etc. 

Como consejos generales: 

  • Evitar lugares con fuente de luz directa. La luz ultravioleta es uno de los principales enemigos de las obras de arte, cubrirlas ayuda a evitar sus efectos nocivos.
  • Evitar la colocación en paredes que den al exterior de la vivienda, pues la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior podría provocar condensación en la parte posterior de los cuadros.
  • La humedad elevada favorece la aparición de hongos. En los cuadros se suele depositar por la parte trasera, sin que nos demos cuenta. Una forma de prevenir la aparición de hongos es creando una corriente de ventilación en el reverso del cuadro. Es por ello que el baño no es un lugar propicio para colgar una obra original; el exceso de humedad lo deteriora con rapidez. Por el contrario, en los meses estivales se aconseja, sobre todo para las obras realizadas en madera, como muebles antiguos o tallas policromadas, colocar recipientes con agua para que haya humedad en el ambiente. De esta forma, se evitan la formación de grietas de contracción, algo muy común en climas secos o ambientes demasiado caldeados. 
  • Tampoco se recomienda colocar las obras cerca de fuentes de calor intenso, como la chimenea o el radiador, ni en contacto directo con el flujo del aire acondicionado. Es muy importante, mantener una temperatura constante. La temperatura máxima no debe superar los 20º y la humedad adecuada debe estar entre el 40% y el 65%.
  • Por último, una cuestión muy importante es la colocación. Hay que usar el sentido común, evitando la instalación de estas obras en lugares aledaños al tránsito de tuberías, ya que pueden verse afectados directamente en caso de rotura o filtración de agua. Además, resulta imprescindible guardar una distancia de "seguridad", no debiéndose colocar a menos de 15 centímetros de distancia del suelo. 

La mejor protección de obras de arte y objetos de valor pasa por un cuidado adecuado, pero es inevitable que a veces ocurran percances que dañen la obra. Por ello, el seguro de Obras de Arte de Helvetia te ofrecerá la protección que necesitas para evitar cualquier riesgo.


También te puede interesar