Seguros

Cómo y cuándo recurrir una multa de tráfico

Descubre en qué casos merece la pena presentar una reclamación a la DGT por una multa de tráfico que te han puesto y cómo debes hacerlo.

22.03.2019, Helvetia Seguros

Cómo recurrir multas de tráfico | Helvetia Seguros

A nadie le agrada recibir una multa de tráfico, ya que eso supone un importante desembolso de dinero que no tenía previsto en sus gastos y, a veces, incluso la pérdida de puntos del carnet. Si se es culpable, hay que asumir la culpa, aprender de los errores para no volverlos a cometer y pagar la sanción. Pero, ¿y si la multa es injusta? ¿Qué podemos hacer? 

La mayoría de la gente, aunque no esté de acuerdo con la sanción, suele asumir la multa y pagarla antes de los 20 días naturales de plazo que establece la Dirección General de Tráfico (DGT) para el pago voluntario (que incluye un 50% de descuento de la sanción) porque no sabe muy bien qué debe hacer para recurrirla y teme que al final el proceso se alargue inútilmente y tenga que pagar el 100% de la sanción. Pero, a veces, merece la pena reclamar por ellas.

Especialmente se recomienda presentar alegaciones en algunos de los siguientes casos: 

  • La sanción es injusta. Por más que lo asegure el agente tú estás convencido que en el lugar en el que aparcaste no estaba señalizado correctamente la prohibición de aparcar o que pasaste por el semáforo cuando aún estaba en verde. ¿Tienes argumentos y pruebas para demostrar el error? Entonces, no lo dudes y presenta tu reclamación. 
  • Hay un defecto en la forma. Esto sucede cuando hay algún dato erróneo en la multa, como puede ser el DNI del conductor, el número de la matrícula, el modelo del coche, etc. Las reclamaciones por esta causa suelen ser las que más éxito tienen. 
  • El agente no ratifica la sanción
  • La multa no incluye un faldón de recursos. No suele ser habitual, pero a veces a la Administración se le olvida incluir en la notificación de la multa un faldón con información sobre los tipos de recursos que puedes presentar y sus correspondientes plazos. 
  • Ha prescrito. A veces, entre una cosa y otra, cuando recibes la notificación han pasado tres meses desde que supuestamente cometiste la infracción. En este caso, la multa (si se trata de una infracción leve) ya habría prescrito, por lo que no tendrías que pagar por ella. Se trataría de un fallo burocrático. En el caso de las infracciones graves, las multas prescriben a los seis meses. 

El plazo del que dispone una persona para presentar una alegación en la Dirección General de Tráfico es de 20 días naturales contados desde el día siguiente de recibir la notificación, tal y como explica la DGT en su web. 

Antes de presentar dichas alegaciones por tu cuenta, te recomendamos que compruebes si tu seguro de coche incluye la cobertura de la gestión de multas. Pues en ese caso, no tendrás que preocuparte de realizar ninguna gestión, ya que la aseguradora se encargará de realizar todo el proceso de reclamación. Una cobertura que ya incluye el seguro de coches de Helvetia Seguros

Las alegaciones deben dirigirse a la DGT o a la entidad que haya emitido la multa (como puede ser el ayuntamiento). El escrito de alegaciones que se presente debe contener la siguiente información: 

  1. Tus datos personales. 
  2. Datos de la sanción que has recibido (número de expediente, fecha de la multa, motivo de la sanción, marca y modelo del vehículo, etc.). 
  3. Motivos por los que recurres a la sanción. Este apartado es muy importante, por lo que conviene que esté redactado lo más claro posible. 

Si tienes pruebas que demuestran la injusticia de la sanción, también deberías enviarlas junto al escrito de reclamación

Si la Administración estima las alegaciones no tendrás que pagar la multa. En cambio, si lo rechaza, tendrás que abonarla en su totalidad y asumir los recargos correspondientes, si los hubiera, salvo que pretendas seguir recurriendo.

En el caso de que la Administración desestime el recurso que has presentado y sigas sin estar conforme con la decisión, para continuar con el proceso de reclamación podrás presentar en un plazo máximo de un mes desde la notificación de la resolución a las alegaciones un nuevo recurso ante el órgano que dictó la resolución sancionadora, que será el competente para resolverlo. Se trata del recurso potestativo de reposición, por el que tendrás otra posibilidad de alegar en la vía administrativa, si bien el mismo es totalmente opcional, ya que se puede optar por acudir directamente a la vía judicial, presentando un recurso contencioso-administrativo en el plazo de dos meses.

Si optas por presentar el recurso potestativo de reposición y éste es desestimado, podrás acudir a la vía judicial, presentando un recurso contencioso-administrativo en el plazo de dos meses desde la notificación de dicha desestimación. De igual modo, si en el plazo de un mes no recibes notificación resolviendo el recurso presentado, tendrás un plazo de dos meses para presentar recurso contencioso-administrativo.


También te puede interesar