Productos

Detecta a tiempo una fuga de agua en casa

Las fugas de agua son un problema común en muchas viviendas que, si no se soluciona a tiempo, puede derivar en otros más graves. Te desvelamos cómo puedes detectarlas a tiempo.

24.10.2019, Helvetia Seguros

Detecta a tiempo una fuga de agua en casa | Helvetia Seguros

¿Tu factura del agua ha aumentado considerablemente en el último mes sin una razón aparente? Si es así, lo más probable es que tengas una fuga de agua en casa y aún no te hayas dado cuenta. 

A continuación, te proporcionamos algunos consejos que te ayudarán a detectar el escape de agua a tiempo para que no continúes pagando más de la cuenta en tu factura y evites que este problema derive en otro mayor, como las humedades o las filtraciones indeseadas. 

Antes de nada, debes comprobar si efectivamente ese incremento en el consumo se debe a una fuga de agua. Para ello, te recomendamos cerrar todos los grifos de tu vivienda, vaciar la cisterna del wáter, apagar la caldera y el aire acondicionado. Si está todo cerrado y el contador sigue registrando consumo de agua, tienes una fuga de agua en casa.

Tras comprobar la existencia de este problema, el siguiente paso es localizar el lugar en el que se encuentra la fuga.  Una tarea que a veces puede resultar muy complicada, ya que algunos escapes de agua no son fáciles de detectar a simple vista y suelen aparecer de manera inesperada. Su origen se debe principalmente a la antigüedad de las tuberías, a daños en las bombas de agua o a una elevada presión hidráulica a causa de fuertes lluvias. 

Lo primero que debes hacer es revisar la válvula de alivio de presión del tanque de agua caliente, ya que muchas veces el problema aparece en esta zona. Si no detectas nada extraño, acércate a la válvula y verifica si se escucha algún sonido sibilante, pues eso podría indicarnos que ahí se encuentra el escape. 

Otra zona frecuente donde suele originarse este problema es en el baño. Así que comprueba que no haya ninguna fuga de agua en la ducha y el wáter. Retira la tapa de la cisterna, examina el estanque y, al igual que hiciste antes, asegúrate que no se escucha ningún sonido sibilante. 

Además, no olvides revisar que todos los grifos de la casa cierran correctamente. Para ello, puedes colocar una gasa debajo de cada grifo. Si se moja, a pesar de estar cerrados, nos indicará que ahí se encuentra la pérdida de agua. 

Si tienes un jardín, comprueba también los grifos que tengas con mangueras y los sistemas de riego. 

La cocina es otro de los puntos de la casa donde más suele aparecer este problema. Por tanto, debes comprobar si hay alguna fuga debajo del fregadero, donde se conecta la manguera del suministro del agua. Te recomendamos que periódicamente reemplaces la masilla o silicona que se coloca alrededor del fregadero para evitar escapes de agua en esta zona. Además, conviene que observes muy bien por si hay algún charco alrededor de los electrodomésticos de la cocina (lavavajillas, nevera, lavadora, etc.). 

También es importante que examines el estado de la caldera. Si es muy antigua, puede estar perdiendo agua. Algunos indicios que nos pueden indicar de que hay una fuga es la aparición de manchas de humedad alrededor de ella.  

Si has seguido todas estas indicaciones y continuas sin localizar la fuga, te recomendamos que contactes con profesionales. Ellos te ayudarán a encontrarla, ya que cuentan con los aparatos electrónicos necesarios para hacerlo. Además, recuerda que en Helvetia Seguros te ofrecemos un seguro de Hogar con múltiples coberturas que te ayudará a proteger tu vivienda si sufre alguna fuga o incidente inesperado a consecuencia del agua. 
 


También te puede interesar