Seguros

El pago con tarjeta, un método seguro para tus compras online

Las tarjetas de crédito y débito se han convertido en uno de los medios de pagos más utilizados del mundo, especialmente en las compras que se realizan a través de Internet.

27.11.2018, Helvetia Seguros

El pago con tarjeta, un método seguro | Helvetia Seguros

Cada vez son más las compras que se realizan a través de Internet y los métodos de pago son un factor importante que los clientes tienen en cuenta. Muchos usuarios toman la decisión de comprar en una página u otra por las opciones que facilita la empresa para pagar el producto o servicio, ya que los fraudes y robos están a la orden del día. Por ello, es importante tener en cuenta una serie de consideraciones a la hora de realizar una compra online. 

Por un lado, es fundamental informarse acerca del sitio web: conocer la empresa, consultar los datos que recogen sobre sus visitas, la ubicación de la web, etc. Así como, comprobar que se trata de una página segura. En este caso, hay que prestar atención a las pistas que nos facilita el propio navegador. Por ejemplo, el icono de candado que aparece a la izquierda de la dirección de la web o el protocolo seguro de transferencia de hipertexto (https) son datos que nos indican que la página cuenta con un certificado de seguridad. 

El usuario también debe tener en cuenta aspectos como el dispositivo y la red desde los que realiza la compra, ya que si está usando una red wifi pública no es aconsejable introducir datos personales. Puedes conocer más recomendaciones al respecto en nuestro post sobre Compra de forma segura en Internet.

Una cuestión determinante también debe ser el método de pago. Una de las opciones que antes generaba más dudas, pero que cada vez se está extendiendo más su uso, es el pago con tarjeta. Las entidades bancarias, conscientes de ello, han estudiado y elaborado diferentes formas de confirmar estas compras con el cliente para evitar usos fraudulentos y, así, favorecer el empleo de esta forma de pago. Aunque cada banco tiene diferentes sistemas de seguridad para las transacciones on-line, estos son los métodos más habituales:

  • Tarjeta de coordenadas: el sistema indica al cliente una coordenada que debe buscar en la tarjeta facilitada por su banco, donde obtendrá un número para introducir en la página web.
  • Usuario y PIN: el cliente tiene un usuario y una clave que le ha facilitado su banco para confirmar estas operaciones a distancia. En ocasiones, se facilita una segunda clave para autentificar la identidad del usuario.
  • Claves de seguridad de un solo uso: la entidad bancaria facilita al cliente en el momento de la compra un código que podrá emplear una sola vez y durante un tiempo determinado.
  • Tarjetas prepago: tarjeta asociada a la cuenta bancaria que permite cargarla con el importe necesario para, por ejemplo, realizar una compra a través de Internet. 

En concreto, el pago con tarjeta ofrece diferentes ventajas a los usuarios. Por ejemplo, de cara a contratar un seguro, el cliente que paga con tarjeta tiene un mayor control sobre su póliza, ya que sabe cuándo se va a cobrar el recibo. También, en caso de siniestro, sabe que quedará cubierto ya que su recibo está pagado. Además, cuenta con un plazo de desistimiento, al igual que en otros métodos como la domiciliación bancaria. Es decir, tiene un plazo para poder solicitar la anulación de su póliza y el reembolso del pago realizado. 
En este sentido, desde Helvetia Seguros apostamos por la comodidad del cliente y, por ello, nuestros asegurados pueden pagar fácilmente los recibos de sus pólizas a través de nuestra plataforma de pago con tarjeta. Además, hemos incorporado esta forma de pago también en la contratación del seguro de Coche online.
 


También te puede interesar