Responsabilidad corporativa

El teatro social de Blanca Marsillach

La actriz y empresaria detalla su actividad teatral dirigida a colectivos poco favorecidos y la colaboración de su compañía con Helvetia Seguros.

19.10.2015, Texto: Blanca Marsillach, Imagen: B. Marsillach - Revista Love

Representación de la obra de Adolfo Marsillach a cargo de Varela Producciones y la Compañía de Teatro Social de Blanca Marsillach
Carol Rovira y Blanca Marsillach

En primer lugar y, antes de centrarme en la colaboración de mi compañía con Helvetia Seguros, me gustaría explicar qué es el teatro social y a qué dedico todos mis esfuerzos desde hace más de seis años: es un teatro comprometido, participativo, que pretende ser una herramienta terapéutica para los colectivos poco favorecidos que se acercan a él en cierto modo, para encontrarse a sí mismos.

Como yo siempre digo, el teatro es una tabla de salvación, es donde naces y mueres, y es este pensamiento el que me ha llevado a dedicarme a ayudar a los demás por medio de la interpretación.

Entre los programas de teatro que desarrollamos Varela Producciones y mi compañía, se encuentran obras que difunden mensajes sobre el medio ambiente y el reciclaje y los hábitos de vida saludables.

También tenemos otros dirigidos a mujeres víctimas de violencia de género, en los que las ayudamos a liberarse de sus bloqueos e inseguridades. Y nuestro proyecto más longevo, dirigido a personas con discapacidad, o con capacidades diferentes, como me gusta decir, porque, en realidad, todos tenemos alguna discapacidad, ¿o no?

Hace unos meses, Varela Producciones y mi compañía, tras una larga y fructífera charla con Javier García, director de Marketing y Responsabilidad de Helvetia Seguros, descubrimos que esta compañía aseguradora tenía la misma preocupación que nosotras: incluir en la sociedad a los colectivos menos favorecidos de la sociedad y ayudarles a que su vida, en la medida de lo posible, sea más fácil, y de ahí nació esta colaboración que nos llevó juntos a Pamplona el pasado 24 de septiembre.

Es la primera vez que trabajamos con una compañía de seguros y lo hacemos por un motivo muy claro: porque confiamos en ellos y sabemos que iniciativas como Helvetia Compromiso, en cuya rueda de prensa de presentación participé, nacen de la verdadera preocupación, como demuestra la exhaustiva investigación que realizaron en 2014 junto a Alter Civites y Neuroalianza para recopilar y ordenar las necesidades de aseguramiento más habituales entre el colectivo de personas con enfermedades neurodegenerativas.

La colaboración tuvo lugar el 24 de septiembre en el Civican de Pamplona con la representación de "Tan lejos, tan cerca", un título tomado de la autobiografía de mi padre, Adolfo Marsillach. Este año nos unimos a Helvetia Seguros en su día de la Responsabilidad Corporativa, apoyando así esta iniciativa que llevan realizando desde hace ya varios años. En esta ocasión, el público estuvo compuesto por empleados de Helvetia Seguros y representantes de diversas asociaciones.

Como dice el lema de la nueva campaña de Helvetia Seguros, “La pasión es contagiosa”, y es por esto por lo que nos hemos unido a ella, para contagiar a todo el mundo de nuestra pasión, mía y de mi compañía, que es el teatro, que intento utilizar para que las personas más vulnerables de la sociedad puedan alcanzar sus metas.

Blanca Marsillach
alt

Comenzó en el teatro de la mano de su padre, Adolfo Marsillach, en la obra "Matahari". Con una dilatada trayectoria interpretativa -en España y Estados Unidos- y empresarial, es la productora de Varela Producciones, la Compañía de Teatro Social de Blanca Marsillach, ayuda a diseñar Programas de Teatro para distintos colectivos, organismos y empresas y es la protagonista de "Una noche Blanca con los clásicos".


También te puede interesar