Recursos humanos

IExP: la riqueza del intercambio

Conoce de la mano de nuestros empleados cómo es trabajar en Helvetia Seguros.

01.09.2014, Helvetia Seguros

Marina Mettler y Roberto Durán, participantes en el programa IExP de Helvetia
Marina Mettler y Roberto Durán, participantes en el programa IExP.

Con el objetivo de fortalecer el sentimiento corporativo del Grupo Helvetia, al tiempo que para propiciar un conocimiento más profundo de la cultura empresarial entre las distintas unidades de negocio nacionales y el grupo, desde hace varios años, diversos responsables del grupo y de las unidades nacionales participan en el programa de Expatriados (IExP). Con este programa, los empleados llevan a cabo su expatriación temporal y adquieren una visión más profunda del grupo o de la unidad. En esta información hemos querido reunir a dos empleados que participan en el programa de Expatriados: por un lado, Marina Mettler, procedente del Departamento de Recursos Humanos Internacional (St. Gallen), y que está integrada temporalmente en el Departamento de Recursos Humanos de Helvetia Seguros; y por otro, Roberto Durán, empleado también de Recursos Humanos de Helvetia Seguros que ha vivido la experiencia de integración temporal en el citado Departamento de St. Gallen. Gracias a esta entrevista compartida, comprendemos mejor el carácter integrador del programa y nos damos cuenta de que no somos demasiado distintos dentro del grupo.

¿Cómo valoráis la experiencia de formar parte, temporalmente, de un equipo humano perteneciente a otra unidad de negocio del grupo?

Marina Mettler: La experiencia es única. Aunque trabajas en el mismo grupo, las culturas, normas y formas de trabajar y vivir son distintas. Esa vivencia enriquece mucho la vida privada y la profesional.

Roberto Durán: Mi valoración de esta experiencia es muy positiva. Tener la oportunidad de trabajar con compañeros de una cultura e idioma diferentes te enriquece tanto profesional como personalmente.

¿Qué aspectos os han llamado más la atención del entorno laboral de vuestro destino?

M.M.: La estructura y la organización de Helvetia España son, por una parte, muy abiertas y flexibles. No obstante, existen formas de proceder marcadas por la historia de la empresa que es importante tenerlas en cuenta a la hora de implementar ciertas innovaciones.

R.D.: La cultura del país, el clima o las costumbres influyen necesariamente en la forma de trabajar. La mezcla de la tradición con la modernidad, la flexibilidad laboral, la profesionalidad de los compañeros…

Por encima de las diferencias, ¿qué elementos consideráis que son compartidos y forman parte de la cultura común del Grupo Helvetia?

M.M.: Tanto en España como en Suiza los empleados viven los mismos valores. Confianza, entusiasmo y dinamismo nos unen, y eso se nota en cuanto entras en la empresa, ya sea en Suiza o en España.

R.D.: Sin lugar a dudas, los valores de la compañía. La confianza, el entusiasmo y el dinamismo están presentes de forma muy activa. Tanto en España como en Suiza se observa una única dirección, compartiendo los mismos valores.

¿Cuáles son los aspectos que consideráis más interesantes del programa?

M.M.: Profesionalmente, el programa te da la opción de compartir ideas, opiniones, perspectivas entre países y aprender de la forma de trabajar del otro país. Conocer más las actitudes, la mentalidad y las personas en concreto te abre nuevas formas de trabajar juntos, hoy y en el futuro. Personalmente, conoces otra cultura, otro estilo de vida y te abre nuevas perspectivas de pensar, actuar y disfrutar de la vida.

R.D.: Desde un punto de vista profesional, ofrece la oportunidad de conocer de primera mano al grupo, dándote otra visión de la empresa y haciendo que tu sentimiento de pertenencia con la compañía sea más fuerte. Desde el punto de vista personal, este tipo de experiencia ha hecho que mi mente se abra aún más, permitiéndome conocer una cultura, gastronomía, estilo de vida y paisajes increíbles.

Recomienda esta página

También te puede interesar