Helvetia
Productos

La Fundació Joan Miró, un espacio mironiano de referencia internacional

La Fundació Joan Miró nació hace 40 años como un espacio dedicado al conocimiento y a la difusión de la obra del artista catalán y, con el paso del tiempo, se ha convertido en uno los centros europeos de referencia de arte contemporáneo. No te pierdas la entrevista que hemos realizado a la subdirectora gerente de la Fundació, Dolors Ricart.

16.03.2018, Helvetia Seguros

¿Qué grandes proyectos e iniciativas contempla la Fundación de cara al futuro?

El desarrollo de proyectos de investigación de la obra de Miró. Ya somos un centro de referencia internacional, gracias a iniciativas como la Cátedra Miró, que tiene el objetivo de profundizar en el estudio y difusión del artista a partir del Grupo Internacional de Investigación Joan Miró. Ahora también queremos consolidarnos como centro de producción de proyectos que permitan comprender mejor la obra del artista. Por este motivo y, a partir de la actividad del Grupo de Investigación, se ha puesto en marcha la serie Miró Documents, un ciclo de exposiciones, simposios y publicaciones que, con el apoyo del Círculo Miró, aborda y analiza nuevas aproximaciones a la obra de Joan Miró a partir de los fondos del Archivo de la Fundación.

La Fundación promueve una intensa actividad de divulgación tanto para escolares como para familias. Entendemos que esto forma parte de un compromiso social con su entorno. ¿Cuál es la filosofía de la Fundació Joan Miró en este aspecto?

La Fundación tiene desde sus inicios y como ilustración de su compromiso social un departamento educativo del cual surgen una serie de líneas de programación para apoyar la labor de divulgación sobre Miró y sobre arte contemporáneo a todo tipo de público desde una perspectiva experiencial. En concreto, la Fundació Joan Miró ofrece un programa de actividades educativas vinculado a su colección, al edificio de la Fundació y a las exposiciones temporales. Con relación a los centros educativos, la Fundación diseña contenidos específicos para cada una de las etapas: educación infantil, educación primaria, educación secundaria obligatoria y bachillerato. Por otro lado, el departamento educativo ha desarrollado una línea de actividades específicas para familias, siendo esta programación, desde sus inicios, un referente en la ciudad de Barcelona. El programa educativo de la Fundación tiene un enfoque global y, por este motivo, incluye también actividades para colectivos de público adulto y tiene una especial vocación por la labor de proximidad y la vinculación activa a su entorno más inmediato.

Confían su aseguramiento en Helvetia Seguros. ¿Cuál es la valoración sobre su servicio?

Pues la verdad es que estamos muy satisfechos con el servicio que ofrecen. Por una parte, un buen conocimiento y sensibilidad del mundo del arte -tan específico y exigente-, una atención personalizada que nos permite estar tranquilos en todo momento y una gran solidez empresarial.

Y en términos de imagen, ¿qué imagen cree que proyecta Helvetia Seguros a la sociedad como compañía aseguradora?

Creo que la imagen de la empresa genera confianza por su proximidad con el cliente y el conocimiento de sus necesidades. Y, sobre todo, la certeza de una respuesta positiva de la empresa en la asunción de los riesgos asociados a la naturaleza de su servicio.

¿Cuál ha sido la exposición que ha cosechado mayor éxito en los últimos años? Y entre las piezas de Joan Miró, ¿cuál diríais que es ‘la joya de la Corona’?

Muchas. Probablemente “La escalera de la evasión” sea una de las más importantes de los últimos años, una muestra retrospectiva sobre el compromiso de Miró con los tiempos que le tocó vivir, coproducida con la Tate Modern de Londres y con más de 170 obras en exposición. Más recientemente, destacaría también exposiciones como “Barcelona, Zona Neutral” o “Fin de Partida”, con las que la Fundación acerca los grandes artistas del siglo XX y XXI al gran público. Por lo que respecta a la colección, toda ella tiene un carácter singular por haberse constituido en torno a la selección original de obra que el artista legó para la creación de la institución. De entre estas piezas que Miró quiso que fueran conservadas, estudiadas y mostradas aquí en la Fundación, destacan por su relevancia y significación artísticas “La estrella matinal” (1940), una de las piezas más destacadas de la serie Constelaciones, y los trípticos “Pintura sobre fondo blanco para la celda de un solitario” (1968) y “La esperanza del condenado a muerte” (1974), obras que gracias a la nueva presentación de la colección actualmente su pueden volver a contemplar en los espacios diseñados específicamente para ello por el artista y el arquitecto Josep Lluís Sert.


También te puede interesar