Seguros

La importancia de calcular correctamente el capital asegurado en un seguro de Vida

El capital asegurado de un seguro de Vida determina la indemnización que recibirán los beneficiarios de la póliza, por tanto, a la hora de contratar un seguro es importante definir un valor de capital lo más aproximado posible a las necesidades económicas que se pretendan cubrir con él.

02.04.2019, Helvetia Seguros

Cálculo del capital asegurado de Vida | Helvetia Seguros

A la hora de contratar un seguro de Vida es fundamental establecer correctamente el capital asegurado, pues eso determinará la cantidad de dinero que recibirán los beneficiarios del seguro tras la muerte o la invalidez permanente total o absoluta del asegurado. De manera que, si no se calcula bien y la cantidad se queda corta, la indemnización que tendrán los beneficiarios por el seguro será insuficiente para cubrir sus necesidades económicas.

Por otra parte, hay que destacar que el valor del capital asegurado incidirá en el precio del seguro, así que cuánto más elevado sea el capital asegurado, mayor será la prima de la póliza. Por tanto, al calcular el capital asegurado conviene tener muy claro las necesidades que se pretende cubrir con este seguro, para evitar, por un lado, pagar más de lo necesario, y por otro, una indemnización muy baja. 

Pero entonces, ¿se puede hablar de infraseguro o sobreseguro en los seguros de Vida como sucede con los de Hogar? No, ya que es imposible ponerle valor a una vida.

Una forma rápida de calcular el capital asegurado es multiplicar por cinco el salario neto anual de la persona asegurada y sumarle el importe de las deudas pendientes. Sin embargo, para ser aún más precisos, se recomienda tener en cuenta distintos factores como el tipo de familia del asegurado (con hijos o sin hijos, estudios que realizan, si tiene personas dependientes a su cargo, etc.), si posee una hipoteca (dinero que aún queda pendiente por pagar, plazos, etc.), si tiene algún crédito pendiente o los ingresos anuales de la unidad familiar, entre otros. 

De esta forma se puede realizar un cálculo aproximado de los gastos fijos y futuros que afrontaría el asegurado:  

  • Gastos habituales de la vivienda: luz, agua, impuestos, alimentos, mantenimiento, alimentos…
  • Hijos: matrículas, ropa, material escolar…
  • Personas dependientes a su cargo: ropa, alimentos, medicinas, tratamientos específicos… 
  • Deudas: hipoteca pendiente u otros créditos. 
  • Gastos de los vehículos que posea: seguros, mantenimientos, impuestos, combustible… 

Una vez establecidos los gastos y los ingresos que percibe la unidad familiar en función de los factores analizados, ya podríamos establecer el valor aproximado del capital asegurado. 

En cualquier caso, recuerda que en Helvetia Seguros contamos con mediadores especializados en el seguro de Vida que te asesorarán al respecto, informándote de las coberturas, del precio final de la póliza en función del capital que asegures y de la indemnización que recibirán los beneficiarios del seguro.  


También te puede interesar