Productos

“La información es un factor clave para animar a la gente a ahorrar”

Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA, nos desvela en esta entrevista cómo nació la iniciativa “Estamos Seguros”, los nuevos retos a los que se enfrenta el sector asegurador y qué reformas se deberían aplicar en el sistema actual de pensiones.

23.11.2016, Helvetia Seguros

Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA

UNESPA es la Asociación Empresarial del Seguro en España. Como tal, ejerce de voz de las aseguradoras ante todo tipo de interlocutores institucionales. Actualmente, forman parte de ella 220 entidades, entre las que se encuentra Helvetia Seguros. En Blog Helvetia hemos hablado con su presidenta, Pilar González de Frutos, para que nos cuente sus impresiones sobre el sector asegurador y el sistema actual de pensiones.  

Hace unas semanas, Unespa puso en marcha la campaña “Estamos seguros”. ¿Con qué objetivo nace esta iniciativa?

En 2015 hicimos un estudio para valorar en qué medida conoce la opinión pública española al sector asegurador y para saber qué imagen se tiene de nosotros. El resultado de ese ejercicio fue positivo, pero también puso en evidencia que hay facetas en las que podemos mejorar. Por esta razón decidimos poner en marcha un plan de notoriedad del seguro. Es decir, desarrollar un conjunto de iniciativas con el fin de poner en valor el trabajo que, día a día, realizan las entidades aseguradoras en favor de la sociedad. En favor de familias, empresas, Administraciones Públicas, instituciones…

Estamos Seguros arrancó a finales del pasado septiembre y, hasta la fecha, estamos obteniendo unos resultados estupendos. Hemos puesto en marcha una página web (www.estamos-seguros.com) que actúa como eje de referencia. Ahí vamos colgando todos los contenidos multimedia creados para la campaña: spot publicitario, infografías, creatividades, logos… En ese site se encuentra ubicado, además, un blog que va abordando de forma amena distintos aspectos del seguro. También hemos editado un Libro blanco del seguro, donde se da cuenta de los elementos más destacados del sector asegurador.

En paralelo y como complemento de la web de Estamos Seguros, se han creado perfiles sociales en Twitter (@EstamosSeguros_), Facebook (EstamosSegurosUNESPA) y Youtube (Estamos_Seguros) desde donde se impulsan los contenidos gráficos y escritos de la campaña.

Por último y como política de excelencia empresarial, hemos definido un par de compromisos por parte de las entidades destinados a mejorar la experiencia que tienen los asegurados de nuestros servicios. Así, hemos creado una “Guía de buenas prácticas de resolución de reclamaciones” por la cual, las entidades adheridas se comprometen a atender las dudas y reclamaciones recibidas en menos de 30 días, frente a los 60 días de plazo que otorga la ley. Igualmente, estamos trabajando en la creación de un sistema para la resolución amistosa de conflictos. Este sistema está pensado, en esencia, para evitar la judicialización de siniestros en los que la cuantía en juego es baja.

¿A qué nuevos retos debe hacer frente el sector asegurador?

El seguro forma parte de la sociedad y, como tal, está sometido a todos los cambios que experimenta el entorno. Uno de los cambios que se cita más a menudo es la digitalización de los servicios financieros. Este fenómeno, aplicado a los seguros, se denomina Insurtech. Bajo este amplio paraguas aparecen iniciativas muy dispares. Ahí están la distribución de pólizas por internet, la irrupción del coche autónomo, la aparición de nuevas necesidades asegurables como, por ejemplo, los drones o los riesgos cibernéticos, etc.

Otro cambio que se hará notar sobre el seguro es el envejecimiento de la población en las economías más desarrolladas. Una población de mayor edad tiene unas necesidades diferentes. Hace un mayor uso de los servicios sanitarios, tiene necesidades en materia de dependencia, le otorga especial importancia a la previsión social complementaria…

En su opinión, ¿qué aspectos se deberían reformar del sistema actual de pensiones?

El sistema público de pensiones ha sido objeto de una serie de reformas paramétricas en los últimos años que tenían como finalidad asegurar su sostenibilidad. A raíz de esas reformas, el sistema ha ampliado el cómputo de años de actividad laboral necesarios para fijar la cuantía final de la pensión. Pero donde no se ha hecho prácticamente nada es en la previsión social complementaria.

Un factor clave para animar a la gente a ahorrar es la información. Existe el compromiso por ley de enviar a los cotizantes una carta dejando constancia de a cuánto ascenderá su pensión pública esperada. Sin embargo, la Seguridad Social no ha remitido información alguna todavía.

En el ámbito de las relaciones laborales también se puede avanzar. Al contrario de lo que ocurre en otros países de nuestro entorno como Holanda, Alemania, Reino Unido o Francia, en España apenas existen verdaderos sistemas complementarios de ahorro para la jubilación en el ámbito del trabajo. Se deben crear esquemas que favorezcan la acumulación de ahorro en el marco de las relaciones laborales. En este punto consideramos particularmente interesante el sistema de adscripción voluntaria por defecto existente en Reino Unido. Dicho sistema asigna a los beneficiarios (los trabajadores) a un plan de ahorro por defecto, pero les deja total libertad para abandonarlo o cambiarlo por otro en cualquier momento si así lo desean.

¿En qué medida puede ser el sector asegurador una solución para la sostenibilidad del sistema sanitario y de pensiones?

El sector asegurador tiene una larguísima experiencia en la gestión de pensiones y rentas vitalicias. Las entidades aseguradoras saben gestionar el ahorro que se acumula durante largo plazo.

Desde nuestro punto de vista, es positivo que la gente tenga una pensión pública y una fuente de ingresos privados al mismo tiempo por varios motivos. La pensión pública está expuesta a los riesgos demográficos, al envejecimiento de la población. Esto tiene menos impacto sobre los ahorros privados. Sin embargo, los instrumentos de previsión complementaria son más vulnerables a los vaivenes de los mercados, al contrario que las pensiones públicas. Éstas últimas sortean ese tipo de marejadas financieras con mayor soltura. Por lo tanto, tener dos fuentes de ingresos de naturaleza diferente es positivo porque mitiga riesgos. Evita que te juegues toda tu pensión a una sola carta.

Adicionalmente, es esencial que los seniors dispongan de poder adquisitivo. En las próximas décadas se incrementará la relevancia de los segmentos de edad más provectos como consumidores. Por eso, es necesario que nuestros mayores dispongan de poder adquisitivo.

En materia sanitaria me gustaría destacar las posibilidades de colaboración y sinergias que existen entre los servicios públicos de salud y los operadores privados. Las necesidades sanitarias de la sociedad española son, por definición, ilimitadas. Por esta razón, es necesario tener en consideración todos los recursos disponibles y coordinarlos de forma que se logre atender a la mayor cantidad de gente posible y en las mejores condiciones factibles.

¿Cree necesarios cambios en la fiscalidad para impulsar los seguros de ahorro?

Ciertamente. Los productos de ahorro para la jubilación son vías de ahorro a las que recurre, en esencia, la clase media. Actualmente, los planes y fondos de pensiones, así como los planes de previsión asegurados, disfrutan de ciertos incentivos fiscales en el proceso de acumulación. Pero la realidad es que las deducciones aplicadas en el momento de la aportación constituyen un mero diferimiento fiscal. Cuando se perciben las prestaciones se tratan como rendimientos del trabajo, incluso la parte que corresponde a rendimientos, lo cual carece de justificación y entendemos debería corregirse. También debería incentivarse el cobro de las prestaciones en forma de renta derivadas de estos sistemas de previsión social.

¿Qué ramos del seguro tienen más posibilidades de crecimiento en los próximos años?

El seguro se desarrolla a la par que la economía. Los mercados aseguradores más maduros son, de hecho, las economías más desarrolladas del planeta. En el caso de España, como he mencionado antes, queda bastante por hacer en materia de previsión social. Pero la penetración del seguro en todas las líneas de actividad siempre puede mejorar. Por otra parte, está el hecho de que en el futuro surgirán nuevas necesidades aseguradoras que hoy desconocemos.

Recomienda esta página

También te puede interesar