Seguros

La sostenibilidad de las pensiones, ¿es un problema demográfico o político?

Cada vez que se debate sobre la situación y la sostenibilidad del sistema público de pensiones de España se suele enfocar esta cuestión desde el punto de vista demográfico. No se puede negar que la edad de la población es el origen de este conflicto, sin embargo, para Carlos Piñero, director del Área de Vida de Helvetia Seguros, gran parte de este problema también se debe a la ausencia de soluciones políticas efectivas.

14.03.2019, Carlos Piñero, director del Área de Vida de Helvetia Seguros

La sostenibilidad de las pensiones

Es una gran noticia que cada vez las personas vivamos más y con mayor calidad de vida. Sin embargo, no podemos olvidar que cada vez nacen menos personas. Por tanto, hay menos proporción de trabajadores cotizando y, además, muchos de ellos con salarios muy bajos fruto de la crisis económica. El resultado de esto, en un sistema público de reparto de pensiones como el nuestro, se traduce en que cada vez hay menos población activa, con menos aportaciones para pagar a mucha más gente (la población pasiva) que, al vivir más tiempo, cobra la pensión de jubilación durante más años. El problema es evidente.

Desde mi punto de vista, el verdadero conflicto reside en la incapacidad de nuestros políticos de gestionar con responsabilidad, serenidad y transparencia el mayor reto económico que tenemos como sociedad. En primer lugar, negando el problema demográfico, achacando esta situación más a motivos de coyuntura económica que a la sostenibilidad estructural del mismo. O planteando tan sólo correcciones paramétricas a los actuales sistemas de cálculo, sin verdaderamente profundizar en cómo hacer sostenible a largo plazo el sistema de pensiones, introduciendo medidas que transiten hacia una mayor equidad y transparencia entre lo que un ciudadano aporta durante su vida laboral y lo que va a recibir cuando se jubile.

En medio de una campaña electoral como en la que nos encontramos, lamentablemente este tema será recurrente en los discursos de nuestros políticos para usarlo como "arma" ante otros partidos, en lugar de buscar un consenso, con honestidad y transparencia para explicar esta realidad compleja y sus efectos futuros. Efectos que provocan incluso un conflicto entre generaciones, en el que habrá que tomar medidas difíciles de explicar para los votantes de hoy, pues nos jugamos la sostenibilidad de las pensiones de nuestros hijos. Y no hay que ser alarmistas, tan sólo hay que hacer un ejercicio de pedagogía y explicar que para garantizar el sistema público de pensiones, éste no podrá ser tan generoso como el actual, por lo que hay que tomar medidas desde ya para que sus consecuencias sean efectivas lo antes posible.

En este ejercicio de educación y transparencia también estamos obligados a participar especialmente las entidades aseguradoras, no sólo porque destacamos en gestionar el ahorro a largo plazo de manera sostenible y segura a través de distintas soluciones para nuestros clientes, sino también por el asesoramiento personalizado que hace nuestra red de mediadores en la planificación financiera de éstos de acuerdo con sus necesidades.

También te puede interesar