Productos

La vigencia del seguro tras la venta de un coche de segunda mano

Es muy importante conocer qué pasos debemos seguir para evitar sorpresas al vender nuestro vehículo. Repasamos a continuación la documentación que debe aportarse y los trámites necesarios. No olvides una gestión imprescindible: informar siempre a tu entidad aseguradora.

27.12.2018, Helvetia Seguros

Si estás pensado en vender tu coche, antes de hacerlo debes comprobar que toda la documentación del vehículo esté en orden, ya que tendrás que entregar al comprador el permiso de circulación, el justificante de la última ITV (si el coche tiene más de cuatro años), la ficha técnica y el último recibo del Impuesto de Circulación.

Además, tendrás que realizar varios trámites. El primero, solicitar en la Dirección General de Tráfico (DGT) el Informe Registral del Vehículo. Así podrás garantizar al comprador que el vehículo no tiene multas pendientes ni embargos y que has pagado el Impuesto de Circulación.

Para evitar en el futuro sorpresas desagradables, también tendrás que realizar un contrato de compraventa en el que deberás incluir de manera clara toda la información sobre el proceso de venta, como los datos del comprador, del vendedor y del vehículo en cuestión, así como las condiciones que se hayan acordado previamente (el precio final, el plazo de entrega del vehículo, la forma de pago, etc.). Aunque no es obligatorio, te recomendamos que en este contrato también se indique la fecha exacta de la venta. 

Una vez alcanzado el acuerdo, deberás realizar el cambio de titularidad del vehículo en la DGT.

Y por supuesto, en todo este proceso no te debes olvidar de algo muy importante: comunicar a tu aseguradora la venta del vehículo.

Si en el momento de la venta, aún quedan meses para que venza el seguro del coche, tienes dos alternativas: traspasar la póliza a otro vehículo que tengas (la aseguradora volverá a calcular la prima de los meses que queden en función de las características del vehículo) o pasar el seguro al nuevo propietario.

Si optas por esta última opción, deberás comunicarle a la aseguradora los datos del comprador, para que ésta pueda conocer su historial de conducción y su experiencia al volante. De esta forma, podrá calcular el nivel de riesgo del nuevo propietario, teniendo la posibilidad de aceptar o rechazar la petición de traspaso.

Aunque la venta del coche se produzca días antes de que venza el seguro, también es importante que se lo comuniques a la aseguradora, ya que si el nuevo propietario tiene un accidente en esos días que restan de seguro, tu aseguradora deberá responder ante los daños que haya causado si no ha contratado ninguna póliza.


También te puede interesar