Actualidad

Qué hacer ante una picadura de medusa o de un pez araña

Las picaduras de medusas y de peces de araña son una de las emergencias que más atienden los servicios médicos en las playas durante los meses de verano.

28.06.2019, Helvetia Seguros

Picaduras de medusas y peces araña | Helvetia Seguros

Estás disfrutando de un baño relajante en la playa y de repente ¡zas! Notas un intenso pinchazo en la pierna. Sales rápidamente del mar y compruebas que te ha picado algo. Se trata de una medusa. 

Ante el intenso picor y escozor que sientes, decides lavar la zona afectada con agua dulce y frotarla con un poco de arena de la playa como recuerdas haber visto en alguna película. Sin embargo, el dolor en vez de desaparecer se intensifica. Entonces, te das cuenta que has cometido un error. Has caído en una de las tantas falsas creencias que existen sobre estos tipos de picadura y que tanto se han popularizado. 

Según las recomendaciones de los expertos, ante una picadura de estas características lo primero que debes hacer es lavar la herida con agua salada. Si tienes restos de tentáculos en la piel, debes quitártelos con unos guantes o pinzas. 

Para desnaturalizar el veneno, también conviene aplicar paños de agua caliente (que no supere los 45 grados) y después aplicar una bolsa de hielo bien cerrada (teniendo cuidado de que el agua dulce no contacte con la piel). Así evitarás que se extienda el veneno. 

A continuación, habría que aplicar un antiséptico en la herida (alcohol yodado). Repite el proceso 3 o 4 veces al día durante las próximas 48 horas. 

Tras estos primeros auxilios, acude a los servicios de urgencia para que el médico valore la herida. Probablemente te mandará una pomada o un gel con lidocaína para calmar el picor y algún antihistamínico. Lo que no debes hacer nunca bajo ningún concepto es automedicarte por tu cuenta. 

Otro de los errores comunes que la gente suele cometer con estas picaduras es frotar o rascar la zona afecta, secar la piel con toallas o utilizar alcohol puro y amoníaco. Tampoco se debe aplicar vinagre en la herida, ya que sólo es recomendable para algunos tipos de medusa, en cambio para las de la familia de las fisalias, las pelagias o las Chrysaoras (las especies más comunes en España) puede ser muy perjudicial. 

Otra de las picaduras más frecuentes en las playas durante los meses del verano son las de los peces de araña. Estas picaduras producen un intenso dolor y una fuerte inflamación en la piel. A veces, incluso pueden llegar a provocar dolor de cabeza, náuseas y vómitos. 

Si alguna vez sufres una picadura de un pez de araña, lo primero que debes hacer es sumergir la zona afectada en agua muy caliente (de 43 a 46 grados) entre 10 y 90 minutos hasta que se empiece a sentir alivio. Como en el caso de las medusas, no se recomienda limpiar la zona afectada con agua dulce porque eso sólo provocaría más dolor. La limpieza debe realizase con agua del mar o suero fisiológico. 

En cualquier caso, en situaciones como éstas te recomendamos que acudas inmediatamente al puesto de socorro más cercano que haya en la playa para que los servicios médicos puedan atenderte. 


También te puede interesar