Seguros

Víctimas, pero con futuro: el Consorcio de Compensación de Seguros

¿Quién garantiza la reparación de riesgos cuando se producen catástrofes naturales?

10.01.2014, Helvetia Seguros

Temporal de lluvia y rayos ocasionados

En ocasiones, la eventualidad provoca daños que las compañías de seguros no pueden asumir. Es el caso, por ejemplo, de las catástrofes naturales como los temporales más violentos, los terremotos, las inundaciones, etc… o de atentados terroristas. ¿Quién garantiza entonces la seguridad y la reparación de los daños causados? En buena parte de los países desarrollados, la Administración pública es la que asume las garantías de seguridad necesarias, en base a aportaciones económicas que se incluyen dentro de las coberturas de los seguros contratados, si bien no depende de las propias compañías.

Concretamente en nuestro país, el Consorcio de Compensación de Seguros, dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, es el órgano competente que se hace cargo de las indemnizaciones. Un aval para los ciudadanos y los familiares de las víctimas, que, aunque sufren directamente la tragedia, ven al menos reparado su daño y garantizado su futuro.

El Consorcio actúa en base al RD 300/2004, de 20 de febrero, que aprueba el Reglamento del Seguro de Riesgos Extraordinarios, que establece las indemnizaciones por los daños denominados “riesgos extraordinarios”. Dentro de este concepto, se integran los “fenómenos de la naturaleza” y algunos acontecimientos derivados de determinados “hechos de incidencia política y social”. Para que el Consorcio cubra la indemnización, que abarca tanto los daños producidos a las personas como los que afectan a los bienes, es necesario que el beneficiario tenga suscrita una póliza en los ramos en los que la legislación vigente establece la obligación de incluir las garantías de estos riesgos.

Ramos con cobertura de riesgos extraordinarios

El RD 300/2004 establece que los ramos del seguro que incluyen la cobertura de riesgos extraordinarios ofrecida por el Consorcio de Compensación de Seguros son:

- Incendios y eventos naturales.

- Vehículos terrestres (daños al vehículo, no responsabilidad civil).

- Vehículos ferroviarios.

- Otros daños a los bienes (robo, rotura de cristales, avería de maquinaria, equipos electrónicos y ordenadores).

- Pérdidas pecuniarias diversas.

- Seguros de Vida.

- Seguro de Accidentes.


Al servicio de la sociedad desde más de 70 años

Para encontrar los orígenes del CCS hay que remontarse a 1941, cuando se creó, con carácter de provisionalidad, y para cubrir las necesidades derivadas de la Guerra Civil (1936-1939), el Consorcio de Compensación de Riesgos de Motín. No fue hasta 1954 cuando adquirió su carácter permanente y se configuró el actual Consorcio de Compensación de Seguros.


También te puede interesar